Viedma y Patagones

GOBIERNOS LOCALES / PROV. DE RÍO NEGRO
Por Matías Rulli (*), matiasrulli@hotmail.com


Rebanadas de Realidad - Viedma, 23/04/07.- Las ciudades de Viedma y Carmen de Patgones tienen su origen común el 22 de abril de 1779 cuando Don Francisco de Viedma y Narvaez fundó un pequeño fuerte llamado Nuestra Señora del Carmen. La llegada de inmigrantes fue conformando una comunidad especial y amalgamada, en donde la actividad portuaria era sosten de esos pobladores y el aislamiento una constante. A punto tal, que Pedro Pesatti nos recuerda "que a la comarca se la denominaba como confín del mundo conocido".

La historia encontró unida a estas dos ciudades en numerosas oportunidades, momentos alegres y de los otros: el 7 de marzo de 1827 cuando los pobladores repelieron heroicamente a la Escuadra Imperial del Brasil, en 1878 cuando se crea la gobernación de la Patagonia, la gran inundación de 1899 que arrasó a Viedma, o más cercano en el tiempo cuando el por entonces Presidente de la Nación Raúl Alfonsín anunció el traslado de la Capital Federal al eje compuesto por Viedma, Carmen de Patagones y Guardia Mitre.

Al día de hoy, encontramos problemáticas que trascienden el espacio propio de los municipios de Viedma y Patagones, tales como: dificultades para definir perfiles propios, para desarrollar una economía que sea sustentable, para brindar servicios públicos, para ofrecer seguridad, entre tantos otros.

De esta realidad compleja surge evidente la necesidad de una mayor integración y cooperación municipal y, por ello, es preciso promover la cooperación entre ambos municipios (y en aquellas materias que se pueda, sumar a todo el este rionegrino) a fin de estimular el diseño y la realización de proyectos comunes potenciando toda la región. Así, nuestras ciudades aumentaran conjuntamente sus capacidades económicas, políticas, sociales y culturales.

Integración
En la Comarca este tema no es nuevo, dado que en el año 1992 los intendentes de Viedma y Carmen de Patagones ya habían vislumbrado los condicionantes futuros e idearon un acuerdo con clara visión integradora que impulsaba el agrupamiento microregional, la creación de un registro único de proveedores y compras, la concertación de políticas en materia de seguridad y la unificación de normativas de tránsito, entre otras cuestiones.

A su vez en los últimos tiempos se han ido estrechando los lazos de ambos municipios, con lo cual hoy nos encontramos en una posición interesante para desplegar un proceso integrador, sabiendo que la homogeneidad geográfica y social da un salto cualitativo y cuantitativo importante.

Por ello es que corresponde avanzar decididamente en políticas activas de integración. Teniendo presente que el proceso regionalizador es un paso de concertación entre los distintos sectores y fuerzas que interactúan en nuestras ciudades y tendrá poco éxito si su concepción e instrumentación parte de la cúpula del poder sin considerar a la población como parte activa de este proceso.

(*) Miembro de la Unión Iberoamericana de Municipalistas
NOTA: Publicado en Revanadas de Ralidad, 23-04-07
Publicar un comentario