Organismo para la integracion de Viedma y Carmen de Patagones

24/04/06 "El éxito de las políticas de integración institucional y de emprendimientos comunes entre Viedma y Patagones demandan un ámbito que no esté atrapado en la coyuntura diaria de cada municipio", señaló el concejal viedmense justicialista Pedro Pesatti, al proponer un organismo supra-municipal para avanzar en políticas conjuntas entre la capital rionegrima y Carmen de Patagones. La propuesta pretende complementar el acuerdo que firmaron los intendentes Jorge Ferreira (Viedma) y Ricardo Curetti (Patagones) para realizar una planificación conjunta de ambas ciudades, dado que en los hechos constituyen un solo conglomerado.

Pesatti hizo la propuesta en el marco de la sesión conjunta que celebraron los Concejos de Viedma y Patagones, con motivo del 227 aniversario de ambas ciudades el sábado último. Dijo que impulsa la creación de "una herramienta de gestión supra-municipal, integrada por un equipo político-técnico de cada comuna, por funcionarios que no estén afectados a la tarea diaria de cada municipio y que no tengan relación de dependencia con ninguna de ellas en especial".

Para Pesatti, el éxito de las políticas de integración institucional y de emprendimientos comunes que atiendan al desarrollo microregional demandan "un ámbito que no esté atrapado en la coyuntura diaria. Me refiero -dijo a sus pares- a la creación de una unidad ejecutora cuyos miembros surjan por acuerdo de ambos gobiernos, con una agenda concreta de las funciones y acciones que deberán llevar a cabo, para que logremos iniciar un proceso continuo, permanente, y con cierto grado de autonomía de parte de este organismo, teniendo como referencia la experiencia recogida en estos dieciséis años que lleva el proceso de integración entre Patagones y Viedma".

En su exposición, Pesatti hizo una reseña sobre este proceso que "nació con la declaración conjunta de los Concejos de Patagones y Viedma, dictada el 22 de abril de 1990 en el contexto de la emergencia que se produjo con la caída del proyecto de traslado de la Capital Federal. Los municipios -explicó el edil- se vieron obligados a transgredir los discursos de un irracional localismo para conjugar sus intereses obligados por la comunidad de problemas y el espesor de los mismos. A principios de los '90 -ejemplificó- la población marcaba un crecimiento espectacular al mismo tiempo que la actividad económica se estancaba o directamente desaparecía, como sucedió con el cierre de Textiles Lahusen, la Procesadora de Tomates, el Frigorífico Paita y Polarsa, que en conjunto representaban más de 800 puestos de trabajo, tanto para viedmenses como para otros tantos maragato. Paralelamente, los obreros de la construcción, que en el inicio de las inversiones del Entecap sumaban alrededor de 3.000 operarios, perdían sus fuentes de ocupación."

"En el marco de esta situación límite -agregó Pesatti- los municipios formularon un pedido conjunto de reparación histórica ante la Nación, para compensar las consecuencias no deseadas de aquella decisión adoptada por el gobierno nacional hace ya veinte años. Simultáneamente, al tiempo que los representantes políticos estrechaban sus vínculos, las administraciones locales iban descubriendo la potencialidad del trabajo conjunto en proyección con otras áreas. Pero, sin duda -explicó- el Acuerdo Intermunicipal del 11 de agosto de 1992 es el más ambicioso de todos los producidos en torno de la integración política de Viedma y Patagones durante el contexto apuntado. En la órbita de Gobierno y Hacienda se proponía la creación de un registro único de proveedores municipales y la unificación de compras; la creación de un sistema de envío y recepción de documentos y correspondencia en procura de articular un correo municipal; la concertación de políticas en materia de defensa civil y seguridad; la unificación de normativas de tránsito; la unificación del servicio de inspección y control de ingreso de mercaderías alimenticias (salubridad e higiene) y la unificación de políticas en torno del control de canes que derivó en una fugaz experiencia de perrera municipal compartida. En el área de Servicios y Obras Públicas se sugería la concertación de políticas para el tratamiento de residuos domiciliarios, cloacales y hospitalarios; la unificación de las pautas de planeamiento urbano y la complementación del parque vial. En materia de promoción social se buscaba la creación de un registro único de población en riesgo, para llevar adelante un programa integrado de acción social y la concertación de la tarea cultural y deportiva en materia de políticas y equipamiento. Por último, en relación con las políticas de promoción económica se abogaba por la articulación de una acción única, con el fin de afianzar el surgimiento de proyectos de inversión microrregionales".

"Estas ideas comenzaron a circular con mayor o menor éxito -aseguró el concejal peronista- pero en todos los casos sirvieron para problematizar la relación que vincula a Carmen de Patagones con Viedma. En tal sentido, cualquiera puede comprobar las ventajas de profundizar el proceso de integración política: pensemos, por ejemplo, en la contratación conjunta de obras y servicios y en los mejores costos que de este modo se pueden obtener; o en el gerenciamiento de la política turística a través de Coprotur para unificar la explotación de un recurso que no admite fragmentaciones. En definitiva, reflexionemos en torno de las áreas burocráticas que están duplicadas de un lado y otro del río y que por su naturaleza podrían unificarse; o en la transformación del parque industrial de Viedma en una infraestructura de toda la comarca porque sería poco razonable, sinceramente, que en Patagones se efectúe una inversión que replique lo que ya existe, a escasos 400 metros, en la otra orilla del río, idea que subyace en la propuesta de Curetti y Ferreira de tener una terminal de colectivos única que en un esfuerzo compartido nos permitiría tener la mejor infraestructura de transporte de pasajeros de la Patagonia".

Tras apuntar otra serie de argumentos para justificar su propuesta, Pesatti consideró que el éxito del acuerdo firmado por Curetti y Ferreira, y refrendado por los concejales de ambas comunas, "sólo podrá alcanzarse si somos capaces de crear un organismo de los dos Estados municipales, para concretar, en definitiva, el mayor desafío estratégico que tenemos en la región." (APP)
Publicar un comentario