Casas: La construcción del Centro Cívico es una decisión “muy fuerte en lo político, lo económico y lo arquitectónico”

06/05/2012 / Viedma.- (APP) El arquitecto y dirigente peronista Gustavo Casas confirmó que aceptará el ofrecimiento del gobernador Alberto Weretilneck de conducir la Unidad Ejecutora que llevará adelante el proyecto de construcción de un Centro Ministerial o Centro Cívico en esta capital. Destacó que “es un gran honor estar al frente de este nuevo ente”, recordando que esta decisión está en línea con la expresión del mandatario, en oportunidad del acto aniversario de la ciudad, que “Viedma fue, es y será la capital de los rionegrinos”. “Es una decisión muy fuerte en lo político, lo económico y lo arquitectónico, y si no lo abrazamos los viedmenses vamos a dejar pasar una oportunidad histórica”, consignó a la agencia APP.

Casas, exdefensor Interino del Pueblo, ratificó que el proyecto no va a ser “una fantasía”, sino que se hará a una escala posible.

Señaló que “esta es una oportunidad para Viedma, es un proyecto colectivo, todos juntos vamos a definir su localización, todos juntos vamos a diseñarlo, todos juntos vamos a encontrar el mecanismo económico local, regional, provincial, nacional e internacional para llevarlo a cabo”.


Indicó que el financiamiento se puede concretar a través de la figura del leasing y de los préstamos nacionales e internacionales.

Dijo a la agencia APP que “es un proyecto político y la arquitectura tiene que estar al servicio de ese proyecto”.

Adelantó que “tiene que ser un proyecto arquitectónico interesante, que haga también al proyecto turístico de la zona, tiene que haber algo que lo identifique frente a las demás provincias, que sea agradable para todos los que tienen que venir”.

Enfatizó que “si hay una posibilidad económica, hay que utilizarla bien” y por eso tendrá “los oídos abiertos” a las propuestas.

Indicó que más allá de la estética del Centro Cívico “debe influir en la calidad de vida, para que vengan sectores económicos a invertir en la región”.

“No es cuestión de metros cuadrados, sino de calidad de lo que vamos a hacer”, aseveró a la agencia APP.

Dijo además que “debe ser un hecho posible, no un elefante que no podamos empujar ninguno”.

Consideró que esta medida es como un antídoto sobre aquellas versiones de un desmedro del gobierno al carácter de capital de Viedma. (APP)


FUENTE:
Publicar un comentario