La capital de Argentina cambia de aires

El Parlamento convierte en ley el proyecto de Alfonsín de traslado de la Administración a Viedma
CARLOS ARES -  Buenos Aires - 29 MAY 1987


Uno de los proyectos centrales de la política del Gobierno argentino, el traslado de la capital federal al sur de país, se convirtió en ley en la medianoche del miércoles. La Cámara de los Diputados aprobó, por 146 votos a favor y sólo 17 en contra, que la nueva sede política se instale en las ciudades de Viedma y Carmen de Patagones, ubicadas a orillas del río Negro, sobre el océano Atlántico, unos 700 kilómetros al sur de Buenos Aires. El proyecto fue ya sancionado por el Senado.

El bloque mayoritario de la Unión Cívica Radical (UCR), en el Gobierno, recibió el apoyo del sector renovador del peronismo. Ambos coinciden en la necesidad de descentralizar el país. El debate se demoró por los diferentes métodos que proponían los dos partidos para designar el sitio donde establecer la futura capital. El radicalismo explicó a trávés de sus diputados la decisión del presidente, Raúl Alfonsín, quien eligió personalmente el lugar y ordenó el estudio del proyecto a un grupo de expertos. El peronismo y el resto de la oposición reclamaban en cambio la convocatoria de un referéndum.Alfonsín había avanzado tanto en el impulso de su proyecto -"a la conquista del mar, del sur y del frío"- que hizo restaurar un viejo hotel de Viedma para despachar allí con sus ministros hasta tres días por semana a partir del próximo año. Las obras comenzarán de inmediato, en cuanto se asignen los recursos. El costo inicial para instalar al poder ejecutivo, el Parlamento y la Corte Suprema de Justicia, se calcula en unos 5.000 millones de dólares (625.000 millones de pesetas). Argentina cuenta con líneas de crédito internacional, a tasa preferencial y plazos distintos a los fijados en el acuerdo reciente con el Fondo Monetario Internacional y los bancos acreedores. La deuda externa del país supera los 53.000 millones de dólares.

La noticia fue celebrada con manifestaciones populares por las calles de Viedma y Carmen de Patagones, dos pequeñas ciudades que -según los cálculos oficiales- incrementarán su población en unos 100.000 nuevos habitantes. El valor de las tierras en la zona ha aumentado un cien por ciento en los últimos meses.

La nueva capital federal de Argentina obliga a trasladar la Administracion local de Viedma, capital a su vez de la provincia de Río Negro. También la municipalidad [ayuntamiento] de Buenos Aires tendrá que decidir el destino del ahora ex distrito federal.

Los problemas políticos serán resueltos, seguramente, por un

plebiscito ante la falta de acuerdo. Buenos Aires tiene unos tres millones de habitantes que, junto a los del llamado Gran Buenos Aires, suman más de 10 millones. Las dos fuerzas políticas más importantes del país, peronistas y radicales, tienen proyectos diferentes. El peronismo defiende su caudal de votos entre las masas obreras del cordón industrial del Gran Buenos Aires y el radicalismo intenta conservar su mayoría, en la clase media que reside en la ciudad.

El traslado de la capital fue un proyecto presentado en casi todas las legislaturas desde hace más de 50 años. Hasta ahora los intereses económicos vinculados primero al puerto de Buenos Aires, el más importante, y luego a la comodidad de tener acceso inmediato a la Administración pública de todo el país, habían abortado los débiles intentos. Por otra parte, tras un día de aparente calma y coincidencias entre los partidos, la atención se volvió a centrar en el Senado. Ayer se inició el debate sobre el proyecto que reglamenta la obediencia debida en las Fuerzas Armadas y el radicalismo aún no contaba con la mayoría suficiente para aprobar la ley que tiene ya la sanción favorable de los diputados, tal como lo envió Alfonsín al Parlamento.

Bomba frente al Congreso

Dos horas antes del debate, un coche bomba estalló en un estacionamiento subterráneo justo frente al edificio del Congreso, causando dos heridos graves y generando el incendio de varios otros coches. Otro incidente que pudo tener graves consecuencias se produjo por la mañana, cuando un sospechoso fue detenido cuando portaba un revólver con seis balas en el Palacio de Gobierno, poco antes de que Alfonsín asistiera a un acto militar en ese lugar de despedida de la guardia de Palacio.[El movimiento humanitario Abuelas de Plaza de Mayo anunció ayer haber encontrado a una nieta, hija de desaparecidos. Hasta el momento, la organización ha hallado a 41 niños desaparecidos junto con sus padres entre los años 1976 y 1982, según informa Efe].

FUENTE: Diario El Pais, España, 29 de Mayo de 1987: http://elpais.com/diario/1987/05/29/internacional/549237616_850215.html
Publicar un comentario