Expropiacion de la Manzana Historica


Viedma: el Concejo aprobó el proyecto que irá a la Legislatura para expropiar la Manzana Histórica
El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el proyecto del Poder Ejecutivo que plantea la expropiación de la sección 18-1-A-247-12B de la Manzana Histórica de la ciudad.

Los ediles, de esta forma, votaron a favor de “declarar de interés municipal y utilidad pública a los fines de su expropiación” el inmueble, declarar “sujeto expropiante” al Municipio, que deberá afrontar los gastos de la aplicación de la ley 1015, elevar a la Legislatura el pedido de expropiación y declarar Patrimonio Histórico y Cultural al inmueble.

El proyecto fue puesto a consideración de la comunidad el pasado 14 de mayo, mediante la realización de una Audiencia Pública, y resultó con dictámenes favorables de las dos comisiones que lo analizaron: Hacienda, conformada por los concejales Fabiana Malpeli, Pedro Sánchez y Liliana Andaloro; y Gobierno, conformada por los concejales Alejandro Arizcuren, Ariel Gallinger y Laura Ramos.

La iniciativa fue respaldada por los concejales Agustina Kehler, Fabiana Malpeli, Laura Ramos, Alejandro Arizcuren, Pedro Sánchez y la presidenta, Hilda Schlitter, quienes dieron argumentos a favor del proceso de expropiación.

La sesión comenzó pasadas las 9 hs. y también incluyó el pedido de licencia sin goce de haberes del concejal Gallinger, del 2 al 12 de junio próximos, aprobado por mayoría.

La concejal Liliana Andaloro, en tanto, estuvo ausente por motivos de salud.

El encuentro parlamentario concluyó a las 11.


PROYECTO DE ORDENANZA


ANTECEDENTES:


- Expediente Nº 1241-S-2008 del Registro del Poder Ejecutivo Municipal caratulado “SECRETARIA DE GOBIERNO S/ DECLARACION INTERES MUNICIPAL CON EL FIN DE EXPROPIACION MZA. HISTORICA 18-1-A-276-12B”.

- El Convenio celebrado el 22 de mayo de 1986 entre la Comisión Ejecutiva del Bicentenario y la Institución Salesiana San Francisco Javier, por el cual se cede a la comunidad de Viedma el edificio ubicado en la calle Rivadavia esquina Colón.

- La Resolución Nº 1901/86 de la Secretaría de Cultura dependiente del Ministerio de Educación y Justicia de la Nación.

- La Ordenanza Nº 2253/88

- La Resolución Nº 1895/88 del Presidente del Concejo Municipal ratificada por Ordenanza Nº 2360

- El Convenio Nº 08/89 celebrado el 5 de julio de 1989 entre la Municipalidad de Viedma y el Ente Para la Construcción de la Nueva Capital, aprobado por Ordenanza Nº 2433/89.

- El Convenio celebrado el 22 de mayo de 1990 entre la Municipalidad de Viedma y el Ente Para la Construcción de la Nueva Capital, aprobado por Decreto Municipal Nº 763/90.



FUNDAMENTOS:


En el corazón de la ciudad, entre las calles Rivadavia, Alvaro Barros, Pte. Irigoyen y Colón, se encuentra la MANZANA HISTÓRICA, uno de nuestros más preciados patrimonios culturales, cuya excelente construcción permitió que fuera uno de los pocos edificios que resistiera la gran inundación de 1.899. Desde ella, los Salesianos extendieron su obra a toda la Patagonia. Por eso, junto a la Plaza Alsina, la más antigua de Viedma, fueron reconocidas como monumento y lugar histórico en 1986, respectivamente.

Por Resolución N°1901 del 17 de noviembre de 1986, el Secretario de Cultura de la Nación declaró lugar histórico a la plaza Adolfo Alsina (catastro municipal Manzana 237), y monumento histórico al conjunto edilicio formado por la Iglesia Catedral, la ex Capilla del Colegio María Auxiliadora, el ex Colegio San Francisco de Sales y el Obispado (Catastro municipal, manzana N°247).

Bajo las indicaciones del Cardenal Juan Cagliero, el sacerdote salesiano y arquitecto Juan Aceto construyó este edificio, inaugurado en el año 1897. El padre Vachina, que en el año 1898 se hace cargo de la Dirección del colegio, lo define como monumental.

La Manzana Histórica cobija a la Catedral, fundada en 1880, y al antiguo colegio Salesiano, con su hermosa capilla, que fue sede del obispado más antiguo de la Patagonia, donde estudió nuestro Beato Ceferino Namucurá.

Este importante edificio también se constituyo, entre 1878 y 1884, en la sede del gobierno de la Capital del Territorio Nacional de la Patagonia, en una construcción contigua al patio del viejo colegio. Además fue sede del Vicariato Apostólico de la Patagonia, de la Escuela de Artes y Oficios, de la Escuela de Enseñanza Agrícola, del Asilo de Menores, del Hospital San José y de los talleres del periódico “Flores del Campo”.

Es de notar que, tanto por su belleza como por el cuidado en su construcción, el deseo del Cardenal Cagliero era demostrar a los vecinos de Viedma que los salesianos no se dedicaban solamente a las cuestiones religiosas, sino también al arte.

En su hall de acceso hay una inscripción que dice “Bonorun Artiun Cultores”, que expresan la voluntad de que el edificio deberá ser una obra de arte. Como tal, su característica más notoria es la torre, donde la influencia de la arquitectura románica combinó el recinto macizo con una fuerte dirección vertical.

La torre opera como un elemento formal de primerísima importancia. Tiene un basamento de planta regular hasta el segundo piso, formando una terraza de igual planta. Desde ella arranca la torre propiamente dicha, octogonal y de dos pisos más de altura. En cuatro de sus ocho caras tiene un reloj de esfera blanca y números romanos, que se visualiza desde cualquier ángulo, y que marcó desde entonces y hasta hoy las horas transcurridas.

La cúpula de la torre responde a los cánones del estilo románico. En su interior se halla emplazada la campana que se utilizaba para congregar a los fieles. En ella puede leerse una inscripción de los artesanos que la diseñaron: “Pía Sociedad Salesianorum 1.893 – Sancte Laurenti ora pro novis - Mazzola Gus Guiusepi – Fonditore Torino”.

Asimismo, la torre fue un observatorio metereológico, desde donde los salesianos realizaban este tipo de mediciones. Sin duda constituye uno de los símbolos de la ciudad; y la Manzana Histórica, referencia del nacimiento de la historia de la Patagonia, no sólo porque paso por ella Ceferino Namucurá, sino porque allí, durante casi cincuenta años, se imprimió el periódico “Flores del Campo”.

El 17 de Mayo de 1903, dirigido por el Padre Bernardo Vachina, aparece en Viedma el primer número del periódico “Flores del Campo” de la Misión Salesiana, el que se editó hasta finales de la década de 1.940.

En 1880, la Orden de los Salesianos se había instalado frente a la plaza principal de Viedma, pero se radica definitivamente en la Manzana Histórica cuando designan a Monseñor Juan Cagliero como primer Obispo-Vicario Apostólico el 30 de octubre de 1884. La acción educativa y social de la orden de Don Bosco fue fundamental para la región a partir de la creación del Vicariato Apostólico de la Patagonia, en noviembre de 1883.

El conjunto de edificios que construyen los salesianos al llegar a Viedma, que se concentran en la “manzana histórica”, dan cuenta de la extraordinaria misión que desde allí llevaron a cabo en toda la Patagonia.

Como se señala en párrafos anteriores, fue el Padre Juan Aceto quien realizó los planos, la dirección de obra y la decoración interior de las dependencias del Vicariato, terminadas en 1897. En el año 1904 las dependencias del Vicariato pasaron a ser parte del colegio San Francisco de Sales, y desde 1975 fueron destinadas al museo Salesiano.

El colegio María Auxiliadora sobre la actual calle Rivadavia es, probablemente la más antigua de las construcciones salesianas. La capilla, diseñada por el Padre Aceto, fue bendecida el 29 de Mayo de 1892 por Monseñor Cagliero, quien un año después trajo de Italia su altar de mármol. Del colegio, que funcionó hasta la década del ´20, sólo se conserva la capilla (salvada por el Colegio de Arquitectos de Viedma).

El Colegio San Francisco de Sales se inauguró el 24 de Marzo de 1884 con treinta alumnos. En los primeros tiempos, ocupó un modesto local al lado de la Iglesia, en tanto se construía el edificio definitivo, con estructura de hierro y bovedillas de ladrillos. Se inició como escuela elemental para varones, pero en 1889 se agregó una sección de artes y oficios y, un año después, otra de enseñanza agrícola.

Entre 1894 y 1910 funcionó, también, un asilo de menores, con niños provenientes de la región y otros puntos del País. La Escuela de Artes y Oficios y de Enseñanza Agrícola dejaron de funcionar en la década del ´30.

El 20 de Abril de 1934 se crea la nueva Diócesis de Viedma, con jurisdicción en Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Actualmente, la Manzana Histórica alberga la Catedral, el Obispado, la Parroquia, la Biblioteca Mitre, el Museo del Agua y del Suelo, el Museo Gardeliano, la Capilla, el Museo Salesiano, algunas dependencias municipales, y oficinas públicas y privadas.

En tiempos más recientes han funcionado en ella el Instituto de Profesorado de Educación Física de Río Negro (IPEF), la Dirección Provincial de Tierras y en fecha más cercana la Agencia Micro Regional de la Red de Agencias de Desarrollo Económico Rionegrino (CREAR).

El 22 de Mayo del año 1986 se suscribe un convenio entre la Comisión Ejecutiva del Bicentenario; y la Institución Salesiana San Francisco Javier, Asociación Civil cuyo apoderado era Juan Caviale, reconocidos vecinos de nuestra ciudad conformaban la Comisión ejecutiva del Bicentenario, en representación de la comunidad de Viedma: su Presidente y su Secretario Dn. Vicente Naim PEREZ y Dn. Mario LINI respectivamente. De este convenio también participaron el entonces Intendente Municipal Juan Cabalieri y por el Ministerio de Educación y Cultura, el Prof. Nilo Juan Fulvi.

Por medio del convenio mencionado, la Institución Salesiana en su condición de propietaria cede, “gratuitamente y a perpetuidad” a la comunidad de Viedma, representada por La Comisión Ejecutiva del Bicentenario, el edificio ubicado en calle Rivadavia esquina Colón.

El edificio cedido está compuesto por el subsuelo, la planta baja, los dos pisos y la torre del reloj que se destina a Museo Salesiano, Museo Tecnológico de Agua y del Suelo, Biblioteca Popular “Bartolomé Mitre” y otras actividades que podrán agregarse en beneficio de la población viedmense. Conforme se convino denominarlo “Centro Histórico – Cultural Salesiano”.

También, la Institución Salesiana cedió, para su exhibición pública, todo el mobiliario y material religioso y de carácter histórico, que quedaría expuesto en las salas que actualmente ocupa, sin poder darle otro destino o traslado.

La cesión descripta en párrafos anteriores representa un logro a destacar para la comunidad de Viedma, y a ella se le debe sumar otra acción llevada a cabo por el estado municipal para preservar su acervo histórico y cultural: la adquisición de las parcelas 7 y 8 de la manzana histórica, sobre calle Rivadavia.

Con respecto a este hecho, el 16 de diciembre de 1988 se suscribe el convenio entre la Municipalidad de Viedma, representada en esa ocasión por el Presidente del Concejo Municipal, Dn. Aldo R. Martínez, y los representantes de la masa de acreedores del concurso preventivo de Julio Anselmo Escot.

Al haberse decretado la venta de estos inmuebles por subasta pública, el Municipio, con el fin de evitar se lleve a cabo dicha subasta, adquiere estas parcelas para destinarlas al Ente para la Construcción de la Nueva Capital (ENTECAP) – Empresa del Estado Nacional.

Esta operación, aprobada por Ordenanza N° 2360 de fecha 9/02/1.989 del Concejo Municipal de Viedma, derivó en la cesión, por parte del Municipio al ENTECAP, de todos los derechos y acciones emergentes del compromiso de compraventa suscripto el 16/12/88 con el objeto de preservar el patrimonio cultural e histórico de los núcleos urbanos existentes en el área a federalizar. Por este acto, el Ente Nacional se comprometió abonar la suma invertida por el Municipio.

Esta cesión fue dejada sin efecto por rescisión del convenio entre el ENTECAP y la Municipalidad, el 22 de mayo de 1990 ante el estado de liquidación y disolución del ENTECAP. Así los lotes 7 y 8 de la Manzana Histórica vuelven a ser propiedad de la Municipalidad de Viedma, por el convenio que fuera aprobado mediante Decreto Nº 763/90 de fecha 24/05/1.990.

La recuperación de una parte de su patrimonio histórico por parte del Estado Municipal debe obrar como un antecedente al que se le tiene que dar continuidad, en esa dirección se debe avanzar para recuperar otro sector de nuestra manzana histórica, de manera tal de preservar lo que sin duda es una marca constitutiva de nuestra identidad.

En tal sentido, el edificio que fuera sede del Colegio San Francisco de Sales conserva actualmente las características arquitectónicas con que fuera concebido originalmente, constituyendo aun hoy un icono de la identidad histórica de la comunidad.

Por tal razón, la sociedad viedmense, a través de sus más representativos sectores, ha expresado de forma inequívoca su voluntad de resguardar el edificio como integrante de su patrimonio histórico cultural.

Hay otra razón que hace necesario la incorporación de la Manzana Histórica al patrimonio público. Es menester considerar que el mantenimiento de la construcción en sus características originales demanda continuas y costosas erogaciones, y que el estado municipal debe afrontarlas en pos de su conservación, con el fin de cumplir con el mandato instituido por los vecinos.

La manzana histórica es, la expresión de un entramado, de una tradición, sobre la cual nuestra comunidad proyecta su sentido de pertenencia y permanencia. Es el sitio donde dialogan pasado y presente para construir un modelo de futuro. En resumen, cuando hablamos de patrimonio y en especial de nuestra manzana histórica, hablamos sobre todo, de nosotros mismos.

Se trata, en definitiva, de la responsabilidad que tienen los pueblos de respetar y defender sus patrimonios culturales y de cuidar sus monumentos históricos. Y del compromiso de los gobiernos, de protegerlos, conservarlos, restaurarlos, manteniendo su legado para la posteridad.

Por ello es deber del gobierno comunal declarar de interés municipal en su calidad de monumento histórico, el inmueble y edificación situados en la manzana 247 parcela 12B de nuestra ciudad, con miras a su declaración de utilidad pública y sujeto a expropiación.

Que según informe de dominio expedido por el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Río Negro, el inmueble descripto tiene titularidad dominial a nombre del Señor Tomás Armando Rébora, LE. 6.030.541, según inscripción en la Matrícula Nº 18-15358 en base al Plano Nº 399/92

Esta iniciativa en su aspecto legal encuentra su basamento en las previsiones del artículo 17 de la Constitución Nacional, que recepta nuestra Constitución de Río Negro en su artículo 90 que expresa que la expropiación por causa de utilidad pública debe ser calificada por ley, previa y justamente indemnizada. Ello, también, en función del artículo 2511 del Código Civil Argentino.

Fundado en el régimen municipal de la Provincia de Río Negro, esta propuesta parlamentaria tiene sustento jurídico en los artículos 225 y concordantes de la Constitución local, que reconoce la existencia del Municipio como una comunidad natural, célula originaria y fundamental de la organización política e institucional de la sociedad fundada en la convivencia. Asegura el régimen municipal basado en su autonomía política, administrativa y económica.

En particular, el artículo 229 en su inceso 5º de la citada Carta Magna faculta a los Municipios a declara de utilidad pública a los fines de la expropiación los bienes que considere necesarios, estableciendo su derecho a gestionar la sanción de la Ley respectiva.

Así este Concejo Deliberante, en atención al artículo 51 inciso 23 de la Carta Orgánica Municipal, puede declarar de interés Municipal, con el voto de las dos terceras (2/3) partes de sus miembros, los bienes que estime conveniente para el cumplimiento de sus fines, elevando el pedido de expropiación a la Legislatura de la Provincia de Río Negro para el dictado de la correspondiente declaración de utilidad pública por Ley. Así también esta Municipalidad será el sujeto expropiante (articulo 3º inc. b de la Ley Provincial Nº 1015).

Por ultimo será de aplicación en lo pertinente la Ley Provincial Nº 1015, toda vez que en su artículo primero establece que el concepto de utilidad pública comprende todos los casos en que se persiga la satisfacción de una exigencia determinada por el perfeccionamiento social y también en cuanto a la indemnización del caso y el derecho público aplicable.


Por ello:


EL CONCEJO DELIBERANTE DE VIEDMA SANCIONA CON FUERZA DE O R D E N A N Z A


Artículo 1º: Declarar de interés municipal a los fines de su expropiación, el inmueble identificado catastralmente como 18-1-A-276-12B, en su carácter de monumento histórico de la Ciudad de Viedma.

Artículo 2º: Declarar sujeto expropiante a la Municipalidad de Viedma, que tendrá a su cargo los gastos y demás costos que demanda la Ley 1015.

Artículo 3º: Elevar a la Legislatura de la Provincia de Río Negro el pedido de expropiación del inmueble identificado catastralmente como 18-1-A-276-12B ubicado en el ejido municipal de la Ciudad de Viedma, inscripto en la Matrícula Nº 18-15358, Plano Nº 399/92, a los efectos del dictado de la ley correspondiente declarando su utilidad pública y sujeto a expropiación, en los términos del artículo 229 inciso 5º de la Constitución de la Provincia de Río Negro, artículo 51 inciso 23 de la Carta Orgánica Municipal y artículos 2º y 3º de la Ley Provincial Nº 1015.

Artículo 4º: El inmueble expropiado será considerado Patrimonio Histórico y Cultural de la Ciudad de Viedma.

Artículo 5º: De Forma
NOTA: Publicado en el Diario Digital La Palabra, el jueves, 29 de mayo de 2008
Publicar un comentario